Detalles, Ficción y fabrica de challas

137 incluso internacional. Es más, sí los hubo, desde la cantante y actriz Maruja Ravanal, los actores Ramón Núñez y Archibaldo Larenas, la escritora Pía Barros y el pintor Claudio Bravo hasta los músicos Quelentaro y Los Hermanos Bustos, entre otros. Pero, todos ellos realizaron la mayor parte de su carrera fuera de Melipilla, incluso Núñez y Bravo comenzaron su formación fuera de la zona desde muy jóvenes. A pesar de la escasa profesionalización y la temprana éxodo del artista, Melipilla sí se nutrió de shows de talla nacional e internacional. Desde las zarzuelas que llegaron a principio de siglo o el radioteatro de comienzos del cuarenta, hasta el Súper Show 007 de Oscar Arraigada, los Niños Cantores de Viena, la Banda Sinfónica u obras de importantes compañíTriunfador teatrales de Santiago, se pudieron ver en los teatros. Empero, estos eventos no tenían un arraigo Específico, en muchos casos ni siquiera una contraparte, impidiendo que artistas o agrupaciones de la zona se vieran directamente beneficiados por un intercambio de conocimientos y experiencias que hiciera crecer el expansión de alguna disciplina a nivel Circunscrito. Por ejemplo, en 1987 llegó la Orquesta Sinfónica traída por Roberto Mesa al Recinto Alberto González, pero Melipilla no contaba con una Banda profesional o de aficionados. En este aspecto, el caso aún paradigmático lo representa Eduardo Mallea. Mandatario cultural por afición, trajo una serie de actividades artísticas, y durante parte de la década de 1970 se pudo charlar de un florecimiento de las artes performativas al alero del Cinematógrafo Palace, lo cual no perduró, en gran parte conveniente a esta desidia de apropiación ciudadana de los recintos, que se empalmaba con una inexistente política cultural de fomento de las artes, salvo con los rudimentos orientadores de la dictadura militar y su búsqueda de un nuevo Ají.

, González, J. P. & Araya, S., Música popular chilena: 20 primaveras, , Santiago de Chile, Unidad de Programas Culturales de la División de Cultura del Ministerio de Educación, 1995 dites de ratones y un pulguero inmenso. Mejor sentarse en el suelo. Buscando la Mejor Voz Roberto Sagredo y Las Guitarras Viajeras sonaban permanentemente en las ediciones diarias de la radio y éste mantenía un diálogo directo con Massoud. En su ímpetu rozagante, una de las insistencias que le hizo al empresario fue la de crear un concurso en que se presentaran músicos y agrupaciones musicales de Melipilla y alrededores. Lo llamaron Buscando la Mejor Voz y Conjuntos de la Zona. Para qué te digo, eso fue un esplendor. Todos los domingos teníamos lleno total, recuerda Sagredo. El éxito de la iniciativa sentenció el deseo de Massoud que veía colmarse de notorio la sala de la Escuela Parroquial en cada día de la cita musical. Con este antecedente, emplazaría a tomar la concesión del Teatro Serrano. Fue el 6 de enero de 1964 cuando se firmó el acuerdo de arrendamiento del Teatro Municipal de Melipilla, representado por el corregidor Manuel Marín, con José Massoud de contraparte, por un costo mensual de 500 escudos reajustables conforme al plataforma del costo de la vida que establecía el Faja Central, por un período de cinco abriles, pudiendo renovarse la concesión al término de ella. El teatro, eso sí, venía sin butacas, proyectora, focos ni cortinajes. Cuadro deber del concesionario dotarlo de estos utensilios en pulvínulo a criterios de primera calidad, y Massoud Vencedorí lo aceptó, prometiendo estándares del más parada nivel. Ya instalado y con todo marchando morapio el primer llamado de atención. La prensa denunciaba especulación con las entra

El cacharro cómico es una alcoba teatral corta, de tema trivial o frívolo, salpicada de situaciones cómicas, que en ocasiones se presentaba a posteriori de una obra de mayor duración. Al respecto: op. cit. Piña, pp Op. cit. Piña, p. 79. nio, sino que igualmente sirvieron como nichos ideales para bailes y festividades en un clima de desborde festivo no siempre ceñido a los criterios morales defendidos por las autoridades, las cuales en más de una ocasión clausuraron estas salas de espectáculos 72. Estas fiestas de cambio de siglo donde ciertos límites moralmente establecidos se traspasaban, tienen en el registro melipillano episodios constantes que hablan de un festejo periférico donde se mezclaban las mujeres, la guitarra, el alcohol y la juerga. Evidentemente, ese tipo de divertimento, esparcimiento y uso del tiempo osado no era el que anhelaban los entes rectores de la ciudad. El semanario La Constitución narraba Figuraí las consecuencias del año nuevo de La zandanga de la Confusión buena tuvo su repetición en la noche del año nuevo. Las mismas fondas i chinganas, el mismo desorden, los mismos escándalos, aunque en más hilván escala...bajo el pretexto de que en la Plaza de Armas no Bancal propio establecer ventas se permitió el establecimiento de fondas en individuo de los arrabales. Las borracheras que tuvieron lugar en ellas revistieron tal magnitud que el carretón en que se recojen los borrachos para conducirlos a la policía no daba abasto 73. La creciente vida cultural melipillana de principios de siglo Y Melipilla cuándo? Esta simple pregunta inquietaba a las autoridades locales y a la élite conocedora de la pompa Santo- 72 Correa, Sofía et al., Historia del siglo XX chileno: Comprobación paradojal, Santiago de Ají, Editorial Sudamericana, 2008, p La Constitución, 3 de enero de

107 Huasos Quincheros, conjunto de voces y guitarras que ataviados pulcramente como huasos de salón, desplegaban tonadas y cuecas dedicadas a cuestiones puramente idílicas 241. Fueron el rostro del folklore en dictadura, a tal nivel que incluso la Secretaría Caudillo de Gobierno creó en 1975 el concurso Nuevas Canciones para Los Quincheros, para que el conjunto ampliara su repertorio. El énfasis en esta nueva política cultural llevó a crear el Decreto con Fuerza de Clase 804 de , instaurando el cargo de asesor cultural de la Junta de Gobierno, que para el desempeño de sus funciones actuaba por intermedio del Sección Cultural de la Secretaría Caudillo de Gobierno. Esa institución operacionalizó convenios y propulsó entidades destinadas a difundir los valores folklóricos a lo prolongado de todo el país 243. Triunfadorí nacieron corporaciones culturales, institutos de cultura, se creó la Secretaría Nacional de la Pubescencia 244 y los establecimientos educacionales fueron herramientas a través de los cuales la dictadura marcial impuso su cosmovisión de país. 241 En finalidad, Araucaria Rojas menciona que: la chilenidad, durante el período del gobierno marcial, se corporifica parcialmente en la figura del huaso, quien, gallardo e incólume, encarna Títulos de dicho deber ser. El paradigma del huaso, para esta dimensión temporal, es personificado por diversos grupos musicales que contienen en su propuesta estética atavíos, instrumentos y repertorios similares. Los Huasos Quincheros, de kilométrica carrera artística, son reconocidos -erróneamente o no- como paladines de la cueca (y de todo un folclor) oficial, pues la ubicuidad en medios de comunicación y la función como personero de gobierno de Benjamín Mackenna, los relacionaron ineluctablemente con la dictadura pinochetista y su brazo cultural. (Rojas, Araucaria, Las cuecas como representaciones estético-políticas de chilenidad en Santiago entre 1979 y 1989 en Revista musical chilena, año LXIII, nún. 212, 2009, p.55). 242 Arreglado en: (Revisado en: diciembre, 2011).

6 Auque Auque Fielmente Auque-Auque significa remoto-vetusto, si lo traducimos de su habla nativa, el Aymará. El sentido de la danza es de homenaje al hombre vetusto que ha escaso largos años de existencia, y a la momento es un homenaje al santo patrón que casi siempre es representado por un anciano. El ser anciano Cuadro equivalente de superioridad y fortaleza, por eso se buscaba dignificarlos y honrarlos. "La danza de los viejitos" enfatiza su identidad y vida a través de los que son capaces de hacer bailando.

El corte de cinta de aquella mañana de octubre de 1968, presagiaba un futuro de esplendor y alegría para sus dueños y el pueblo que se manifestaba feliz en cada instantánea, con sonrisas y abrazos. Comenzaban esa misma mañana a rotar las cintas que deslumbrarían a miles de niños, campesinos, jóvenes y adultos, que se sorprendían en presencia de el tamaño y figura de un perímetro de primer nivel donde casi se triplicaba la capacidad del Teatro Serrano para una población que, desde 1933, igualmente se había triplicado. El mismo día se dieron los últimos retoques, la postrera barrida, el detalle final a un decorado que, por un no corto tiempo, viera acontecer los mejores espectáculos del país y que nació 216 El Labrador, 20 de octubre de

Los rociadores pueden tener entre 1 y varias funciones. Estos tipos de salida del agua pueden ser muy diversos: tipo spray, tipo afluencia, tipo cascada, etc…

Hemos considerado importante darles a conocer este manual, indicando situaciones que pueden afectar el buen funcionamiento del edificio y su departamento. Consciente que los propietarios han hecho un gran esfuerzo en la adquisición de su vivienda, hemos considerado importante darles a conocer este manual, indicando situaciones que pueden afectar la buena marcha del edificio, y Ganadorí poder entregarles un grato emplazamiento donde existir, y ayudarles a proteger su inversión. Sin bloqueo, su mayor preocupación debe ser combatir la humedad al interior del departamento. Los usuarios y la Oficina del edificio, deberán estar atentos a cada una de las recomendaciones, lo contrario podría traducirse en daños costosos o soportar a la caducidad de las garantías no sólo de los equipos y materiales que se hubieran desatendido con resultados muchísimos más costosos, como daños a otros utensilios, departamentos o áreas comunes. Rogamos excusarnos si considera que alguna de las indicaciones son demasiado obvias y reiterativas, pero nuestra experiencia nos indica que es mejor darlas a conocer para así evitar futuros problemas en el uso de su departamento.

Ya para los setenta se asentaría en el living de las casas chilenas como ensoñación y ventana de fantasías. Para el Palace esto sería develador. Con toques de queda, una competencia que en la primera mitad de los setenta lo enfrentó al Serrano, con una situación económica Doméstico precaria, y la comprobación que la relación costo-ganancia en la presentación de grandes espectáculos no era muy positiva para el negocio, el cinema seguía siendo equivalente de magnificencia en tiempos de pantallas chicas y señales poco nítidas. Próximo con ello, el cinematógrafo que proyectaba el Palace se correspondía con la noción de salir, palabra que refería a la emancipación del toril permanente en el hogar de aquellos años chilenos. Pero todo esto tendría un fin, o al menos se produciría un corte que cambiaría por más de una década el panorama de los cines nacionales: la tv en color. En febrero de 1978, Tele Nacional transmitió las primeras imágenes que hacían olvidar el blanco y sable. El país enloqueció comprando televisores o al menos aquellos que pudieron adquirirlos y de un momento a otro la soberanía de los teatros como el espacio rey de los espectáculos, cambió. La gente se quedaba maravillada con la nueva tecnología que abría un abanico de posibilidades. Toda transmisión se sumó al cambio cromático y, por supuesto, películas de cine antiguas y modernas comenzaron a estrenarse en la TV. A las teleseries se les sumaban los mismos filmes por los que ayer tenían que fertilizar y se instaló la relación: para qué vamos a deteriorar plata, si después lo vamos a ver de gorra Para un panorama Caudillo de la tele en Chile revísese: Fuenzalida, Valerio, La Televisión en Chile en Orozco, G. (coord.), Historias de la televisión en América

22 No alterar la capacidad de cada uno de los interruptores automáticos del tablero del unidad. Evitar el funcionamiento simultáneo de equipos de gran consumo en los circuitos. La operación simultánea del horno eléctrico, horno microondas, lavadoras y planchas, puede provocar una sobrecarga y un corte en los automáticos de los respectivos circuitos. Desconecte todos los equipos ayer de volver a subirlos. En caso de frecuentes cortes, o en caso de que un corte afecte Adicionalmente el maquinal Militar (corte en todo el área), se deberá desenchufar todos los equipos conectados a la Garlito, y hacerlos revisar, puede ser que alguno esté produciendo cortocircuitos. Nunca introducir utensilios extraños en los enchufes, pues aun cuando se ha instalado protectores diferenciales, podría uno o más suscitar serios daños a las personas. Al efectuar cualquier trabajo en enchufes, interruptores o incluso al instalar lámparas, siempre corroborar que se corte la energía del circuito correspondiente en el tablero. Evitar la humedad en los artefactos, pero que puede producir cortes eléctricos. Todos los enchufes están protegidos por un diferencial, el que a la mínima diferencia de corriente, se abre evitando el paso de ésta. Respecto a las iluminaciones igualmente hay que advertir el uso de los focos dicroicos, que generan mucha temperatura y por lo tanto deben estar en lugares muy ventilados y alejados de las cortinas y elementos de madera.

Asimismo puede solicitar información en la Dirección de Obras de la comuna. Antes de realizar la mudanza, le recordamos que debe obtener un salvo conducto de mudanza, este documento debe ser otorgado por un Certificador Divulgado, si usted actualmente es arrendatario, el propietario del inmueble que está ocupando es quien debe efectuar dicha administración. Por otra parte, es necesario que avise al Administrador del Edificio para coordinar fechas y horarios y que se tomen las precauciones del caso e indique los lugares donde circular con muebles y bultos. Todo con el fin de cuidar los ascensores y espacios comunes de su Edificio. A través de servicio al cliente, se coordinará la entrega de su sección una vez aprobada las condiciones por parte del área de operaciones de la inmobiliaria. Los invitamos a descubrir este manual, seguir sus recomendaciones y enviarnos sus consultas y comentarios a o llamarnos al (2) Agradeciendo su confianza, le saluda atte. Congregación INMOBILIARIO IMAGINA

6 les. De la misma forma, nuestro estudio de los teatros melipillanos del siglo XX considera no sólo el aspecto bello, sino todavía los aspectos políticos que los determinaron, los cambios tecnológicos, sus dimensiones económicas, entre otros. En el mismo sentido, en ningún caso lo social en este ejemplar tiene que ver, exclusivamente, con el problema de la pobreza aunque ciertamente se la considera, ni ni, necesariamente, dice relación con el estudio de aquel sujeto que la historia tradicional ha escondido el insuficiente, el oprimido, etcétera. Pero tampoco hacemos la historia del sujeto tradicionalmente estudiado, como el héroe, el temperamento o el gran actor, en otras palabras, no pretendemos recobrar, excluyentemente, la historia del establishment. Entonces, qué historia pretendemos hacer? Nuestra respuesta apunta a una historia propiamente social. Es asegurar, una en que la Dispositivo de Descomposición sea la sociedad o, si se quiere, el aberración social, en todas o la gran mayoría de sus dimensiones. En consecuencia, bajo esta premisa, el teatro es entendido como un espacio social, de coincidencia entre personas, donde se desarrollan vínculos sociales, y que desborda lo propiamente primoroso, pero que lo incluye, que excede lo meramente urbano, pero que lo contiene. Estos últimos no son más que algunos de los múltiples aspectos que un engendro social puede tener, y que, a su momento, lo conectan con diversas estructuras y procesos sociales más amplios, relaciones todas que las ciencias sociales buscan entender. Jorge Saavedra, Mario Poblete Melipilla, diciembre de INTRODUCCION La denominación teatro define más que a una disciplina artística.

17 El terremoto de agosto de 1906, el primero que sacudió Chile en su paso por el siglo XX, tuvo en Valparaíso a su principal víctima. El sismo literalmente sacudió el puerto con 8,6 grados, provocando una mortandad de personas y destruyendo buena parte de sus edificios ubicados en la parte plana de la ciudad, desde el Barrio Chino hasta el Almendral. La portada de la revista Zig-Zag graficó el hecho con un hombre moviéndose bajo la superficie, sacudiendo todo en su refriega, sin importar el devenir de los terrestres. A 120 kilómetros de allí, en dirección al sureste de uno de los destinos más importantes de Sudamérica, una ciudad-pueblo todavía se veía afectada en sus viviendas y edificios públicos. Sin embargo, sus registros sísmicos, humanos y de infraestructura no ocuparon las primeras planas, pues aunque Melipilla fuera la haber departamental, no era un gran centro industrial, comercial o urbano.

Los domingos eran de los niños y los lunes eran femeninos, estos últimos con cintas seleccionadas para las mujeres del pueblo que acudían a románticas historias de varoniles figuras como Jorge Negrete, el astro latino de los años cuarenta. Lo malo es que este lleno traía consecuencias indeseadas para algunos asistentes, especialmente los de clickea aqui platea, y para quienes anhelaban un teatro silente como un templo. Nada de eso, el teatro bullía con cada decorado, lo que hacía más sabrosa la experiencia para algunos y espantosa para otros. Se nos ha hecho ver la urgente penuria que existe en imponer orden entre los asistentes a Salón durante las funciones del teatro. No es posible permitir que medios de poca Civilización se aprovechen de la semi obscuridad del circuito, para adivinar rienda suelta a su incultura, debe indetificárseles y proceder a su expulsión de la sala. Carabineros que hacen servicio de vigilancia deben proceder sin contemplaciones contra estos malos elementos que continuamente lanzan palabrotas groseras o se dedican a difundir inmundicias sobre los asistentes de platea 171. Los anhelos represores de las autoridades se hicieron carne en las rondas policiales que, ante cualquier barullo interior, llevaba a que las fuerzas del orden sacaran a los bochincheros. En esta tarea, un señorita policía de nombre Emilio Marín Huincaleo se destacaba por su creciente auge de brutal golpeador. El tiempo le adivinaría un nombre más simple: Paco Marín, apelativo que mezclaba temor y odio, especialmente de los que desde la 171 El Labrador, 4 de febrero de

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “Detalles, Ficción y fabrica de challas”

Leave a Reply

Gravatar